Noticias‎ > ‎

Humberto Moreira vuelve a México y asegura ser inocente

posted Feb 3, 2016, 8:02 PM by Pinos México   [ updated Feb 3, 2016, 8:04 PM ]

El ex Gobernador de Coahuila Humberto Moreira, a su arribo a México, negó todos los delitos que se le imputaron en España.

"Es un daño que me han hecho a mí, a mi familia, han manchado mi honor", sostuvo.

Desde 2012, en el sexenio de Felipe Calderón, la PGR lo ha investigado por diversos delitos, entre ellos el de operación con recursos de procedencia ilícita, y que ninguno ha fructificado.

Moreira se dijo limpio de cualquier delito y aseguró que en cualquier momento puede demostrar su inocencia.

Además, indicó que enfrentará a las autoridades y  no se esconderá ni en México ni en el extranjero.

El ex Gobernador de Coahuila arribó a la Ciudad de México procedente de Madrid, España esta tarde, donde fue acusado, entre otros delitos, por lavado de dinero, organización criminal y cohecho.

El avión en que llegó Moreira tocó tierra 40 minutos antes de lo programado en el itinerario, a bordo del vuelo AM-002 de Aeroméxico.

Moreira salió este miércoles rumbo a México luego de que ayer recuperara su pasaporte y que la Fiscalía Anticorrupción española decidiera no recurrir la decisión del juez de no apelar la libertad otorgada al coahuilense.

Dijo que en su viaje a México descansará y estará con su familia.

A su salida de Madrid, en donde estuvo encarcelado ocho días, Moreira comentó que no había cometido ninguno de los delitos que se le imputan y que las transferencias por más de 200 mil euros que recibió durante su estancia en el país ibérico provenían de sus empresas de manera lícita.

El 22 de enero pasado, Santiago Pedraz decretó la libertad de Moreira al considerar que no había cometido delito de lavado de dinero ni de vinculación con organización criminal.

Asimismo, que las transferencias de dinero, casi 200 mil euros, que Moreira recibió durante su estancia en España, provenían del trabajo que hacía para empresas, de manera lícita.

Por Benito Jiménez, Periódico Reforma, 3 de Febrero del 2016

Comments