Publicaciones‎ > ‎

El mejor Presidente que México podría tener en 2018

posted Dec 21, 2016, 9:27 PM by Pinos México   [ updated Dec 21, 2016, 10:32 PM ]

¿Quién es el mejor candidato para ser Presidente de México en 2018?

Volteen a ambos lados, miren al centro. No hay candidatos a la altura. Propongan un nombre si pueden defender su capacidad, vocación y viabilidad política.

En un México dividido como el que la historia ha construido no será suficiente un extremista de izquierda ni uno de derecha. No nos sirven más los políticos de carrera, contagiados por la enfermedad del poder. El sistema está demasiado deteriorado para que esto pueda funcionar. Lo que se necesita es un profesional de la cosa pública.

Ha llegado el momento de la meritocracia en la cosa pública en México. Es increíble, y sin embargo real, que la gente de mejor nivel y educación en México no quiera involucrarse en los asuntos públicos del país porque les da asco. 

Al mismo tiempo, es admirable observar a los pocos que se atreven a hacerlo de una manera honesta. México necesita un Presidente con una base fundamentada en las raíces de la filosofía política, un líder que la gente pueda admirar, y con quien la gente más capaz desee cooperar por el bien público del país. Esta admiración, liderazgo y meritocracia se personifica en José Antonio Meade.

Él podrá negar su aspiración al rol del que estamos hablando, ya que sabe que puede influir y tener un impacto detrás de los reflectores, desde una posición más cómoda, como lo ha venido haciendo en los últimos 18 años. Sin embargo, también es una persona que está consciente de la responsabilidad que su educación y carrera privilegiada le conllevan.

José Antonio Meade es un profesional que ha demostrado no tener escrúpulos en enfrentar los problemas más profundos de México: la impunidad y la corrupción, la desigualdad y la pobreza, la falta de educación y de oportunidades. Es un profesional que Presidentes de México de partidos diferentes han llevado consigo a representar a nuestra nación en las cumbres más altas del mundo. Es un profesional que conoce la casa donde trabaja: sea desarrollo social, política exterior, energía o finanzas públicas; ha demostrado ser un líder incuestionable cuya última intención es trabajar por el bien de los mexicanos.

Quizá el hecho de que Meade no esté amarrado a ningún partido político es lo que le ha permitido desarrollarse como un funcionario público de primer nivel, de forma efectiva, en los últimos 12 años. Jose Antonio Meade no es el típico político acorralado por compromisos e intereses partidistas, caciquistas y/o privados como otros políticos en la escena (aka… Chong, Videgaray, Zavala, Moreno Valle, López Obrador). Esto mismo le permite actuar libremente, como sabe hacerlo, para servir a la gente de México y no a los grupos de interés y/o privilegios. Como pueblo de México no podemos permitir que esta misma razón le impida ser candidato.

José Antonio es un profesional probado a quien los medios no han alumbrado suficiente. Meade ya dio el primer paso a través de la difusión de sus exitosos programas sociales. Sin embargo, solo es cuestión de que el cuarto poder se percate de la oportunidad que México tiene con él, y que de boca en boca, se construya la plataforma que se necesita para ser reconocido públicamente como un líder nacional. En añadidura a esto, un empujón de Televisa, no vendría mal. Por su trayectoria, Meade es un líder que une al país como ningún otro.

Basta de politiquerías y dedazos. Basta de candidatos elegidos por partidos. Y también basta de ciudadanos que se dedican a criticar y nunca han hecho algo para cambiar las cosas fuera de escupir su enojo en las redes sociales. Como en las religiones, hay que estar abiertos a tomar lo mejor de las diferentes corrientes políticas. Píntese de rojo, verde o azul; si hay que cambiar los estatutos de un partido para que pueda ser candidato, adelante. Estos se han cambiado por razones mucho más irrelevantes para el bienestar de la gente. Por su parte, el ciudadano debe superar los estereotipos que se le atribuyen a los perfiles existentes por el simple hecho de pertenecer a un partido; debemos ser más profundos que eso y fijarnos en la persona. Es hora de que la voz del pueblo se escuche para elegir a los candidatos que el pueblo quiere y necesita, y a través de las urnas lleguen al poder. Aprendamos de los acontecimientos del pasado y de lo sucedido en otros países para que no nos veamos obligados a elegir al menos peor en nuestro ejercicio electoral.

México merece y tiene la oportunidad de ser una potencia mundial. Una potencia mundial donde cada vez más mexicanos vivan mejor. Una potencia con un Estado de Derecho, con igualdad, educación de calidad y con oportunidades para que cada ser humano se desarrolle conforme a su potencial. Una potencia en las múltiples facetas que el bienestar de la gente requiere. Suena utópico pero solo apuntando a las estrellas te acercas al sol. Otros países lo han hecho. Tenemos que creerlo, es lo menos que podemos hacer y aspirar para nuestra gente. Meade Kuribreña puede llevarnos ahí.

Ha llegado el momento de que los ciudadanos y los grupos de influencia y poder reconozcan que lo mejor para México es un gobierno profesional desde la silla más alta. La cascada contagiará.

Anónimo, 21 de diciembre de 2016, Pinos México

Queda estrictamente prohibida la reproducción de este artículo en otros medios sin la autorización expresa de Pinos.mx


Comentarios

Se aceptan comentarios objetivos, crítica constructiva y la diversidad de opiniones. Si vas a insultar, escribir groserías o redactar con mala ortografía, mejor ahórrate tu tiempo.